Sembrar frambuesas en casa: guía completa

Las frambuesas son el fruto del frambueso (Rubus idaeus), un arbusto de hoja perenne de la familia de las rosáceas. Cultivarlas no es difícil, y es una planta que, aunque necesita pocos cuidados, es muy agradecida. En este artículo te explicamos cómo sembrar frambuesas en casa.

sembrar frambuesas

Sembrar frambuesas en casa

Sembrar frambuesas es bastante fácil, pero debemos tener en cuenta varios factores para que nuestros frambuesos se desarrollen correctamente y acaben produciendo frutos.

Cuándo sembrar las frambuesas

La frambuesa es originaria de climas fríos, por lo que resiste muy bien las bajas temperaturas. A pesar de sus elevadas necesidades de luz solar, no suele ser la planta más adecuada para los climas templados.

A la hora de plantar frambuesas, el momento ideal para hacerlo es a mediados de invierno, pues se trata de un periodo en el que el frío aún está presente, pero empieza a desaparecer.

Dónde sembrar las frambuesas

Lo ideal es sembrar las frambuesas en un mini invernadero. De esta manera, las semillas germinarán más fácilmente al tener las condiciones ideales para la germinación.

Una vez que nuestras semillas hayan germinado y tengamos una planta de unos 3 centímetros, debemos elegir un lugar que permita que ésta crezca libremente. Hay que tener en cuenta que se trata de una planta que podría calificarse de invasora por el gran crecimiento de ramas que experimenta, por lo que lo ideal es plantarla en un espacio donde pueda crecer ampliamente, para evitar así que dañe su entorno y que a ella lo dañe éste. Puede hacerse en un jardín, un huerto tradicional o una maceta o huerto urbano grande.

Te podría interesar:  Mini invernadero casero: cómo hacerlo tú mismo

Es fundamental que el lugar o recipiente que elijas para plantar tus frambuesas cuente con un buen drenaje, ya que, aunque necesitan humedad en el sustrato, pueden sufrir si su suelo se encharca.

La planta necesita de ocho a diez horas de luz solar directa al día para desarrollar sus frutos. Precisamente por eso, por la gran cantidad de luz que reciben, las frambuesas ganan en tamaño, sabor y jugosidad.

Por otro lado, también es importante que nuestras frambuesas estén ubicadas en un lugar alejado de los vientos fuertes. Como este arbusto tiene muchas ramas, si se expone al viento, éstas se le pueden romper fácilmente.

Cómo conseguir semillas de frambuesa

Para sembrar tus propias frambuesas, necesitarás hacerte con algunas semillas de este fruto. Puedes hacerlo de la siguiente manera:

  1. Compra un puñado de frambuesas. Asegúrate de que están en buenas condiciones.
  2. Ponlas en un recipiente y aplástalas con una cuchara o un tenedor hasta que queden como una pasta semejante a una mermelada.
  3. Pon las frambuesas aplastadas en un colador y échale agua mientras las frotas contra la malla.
  4. Golpea el colador boca abajo sobre un recipiente limpio para que caigan las semillas.

Si no pretendes sembrar tus semillas de frambuesa justo después de extraerlas, sécalas antes de guardarlas en un tarro o bolsa hermética. Puedes hacerlo poniéndolas sobre un papel absorbente y dejándolas en un sitio donde dé el sol durante uno o dos días.

Cómo sembrar las frambuesas

Para sembrar frambuesas, deberás utilizar tierra esterilizada con un bajo contenido en nutrientes.

Planta las semillas en un mini invernadero o semillero a una profundidad aproximada de 3 centímetros, con una separación de 1,5 centímetros entre ellas. Cúbrelas con una capa fina de tierra y coloca el recipiente en un lugar fresco y con oscuridad. Mantenlas húmedas con la ayuda de un pulverizador.

Te podría interesar:  Cómo proteger los cultivos del huerto de las heladas

Las semillas deberían empezar a germinar al cabo de 4-6 semanas, y cuando las plantas alcancen una altura de al menos 10 cm y empiecen a florecer, será el momento de trasplantarlas a un jardín, huerto, maceta o huerto urbano. Si decides trasplantarlas a uno de los dos últimos, asegúrate de que el tamaño es lo suficientemente grande para que las frambuesas crezcan libremente en anchura y profundidad. Es recomendable que añadas al menos 10 cm de mantillo para mantener el suelo húmedo y evitar que crezcan las malas hierbas.

sembrar frambuesas en casa

Cuidados de las frambuesas

Las frambuesas deben regarse con moderación, ya que no necesitan mucha agua, pero deben mantenerse constantemente hidratadas.

Por lo que hace a la poda, deben podarse al menos una vez al año.

Cuando esté terminando el invierno, retira las ramas débiles y pequeñas. Abona también las frambuesas añadiendo unos centímetros de compost o de abono orgánico para optimizar la salud y la producción del fruto.

Cuándo cosechar las frambuesas

El momento de cosechar las frambuesas será a finales de verano o principios de otoño. En este momento, las frambuesas deben tener un color brillante y ser fáciles de recoger.

Deja un comentario