Plantas de té: cultiva tu propio té

Si eres consumidor de té, probablemente te gustaría cultivar tus propias plantas para preparar esta infusión. Es posible hacerlo, y además existe una gran variedad de tés que puedes cultivar en casa. En este artículo te contamos qué plantas de té puedes cultivar en tu casa.

plantas de te

¿Qué plantas de té puedo cultivar en casa?

Hay muchas plantas que puedes tener en casa con las que puedes preparar té. Algunas de ellas son las siguientes:

Planta del té

La planta del té o Camelia sinensis es la planta con la que se prepara el té negro, blanco, rojo y verde.

El té negro se obtiene mediante un proceso de fermentación completa; el té blanco se obtiene con los brotes más tiernos o de las nuevas yemas de la planta; el té rojo resulta de un proceso de semi fermentación, y el té verde de hervir las hojas secas de esta planta.

El té resultante de esta planta tiene propiedades digestivas y antiinflamatorias, es útil para combatir la ansiedad y además quema grasas.

Albahaca

De la albahaca o Ocimum basilicum ya hemos hablado anteriormente en este post. Es una planta culinaria muy aromática que tiene propiedades medicinales: calma la fiebre, las náuseas, la tos, el dolor de cabeza, y es útil para combatir los resfriados y el acné, entre otras cosas.
Necesita ambientes cálidos y que le dé la luz solar. En cuanto al suelo, lo ideal es que este esté húmedo, pero no encharcado.

Te podría interesar:  Cómo plantar un olivo: guía paso a paso

Romero

El romero o Rosmarinus officinalis es otra planta muy utilizada en cocina, sobre todo porque es muy aromática. Pero también tiene propiedades antibacterianas, analgésicas y antioxidantes, y es beneficiosa para las actividades hepática y cerebral.

Al igual que la albahaca, necesita mucha luz. Hay que regarla de forma no muy abundante y procurando que su suelo no quede demasiado húmedo.

Menta

La menta o Mentha es otra planta muy aromática, que tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas, antibacterianas, antitusivas y expectorantes, entre otras. Además, es muy eficaz para aliviar trastornos digestivos.

La menta requiere riegos ligeros y prefiere la sombra o la semisombra.

Estas son solo algunas de las plantas que puedes cultivar en casa para hacer té. Pero hay muchas otras que puedes cultivar tú mismo, como:

  • Manzanilla
  • Angélica
  • Hierba de limón
  • Pasionaria
  • Diente de león
  • Tila

Cómo preparar la infusión

Para preparar té con cualquiera de estas plantas, deberás seguir los siguientes pasos:

  1. Corta las hojas más jóvenes de la planta y déjalas en un lugar seco y al que le de la luz solar durante una o dos semanas.
  2. Pasado ese tiempo, cuando veas que las hojas están bien secas, tritúralas con un mortero.
  3. Finalmente, ponlas en bolsitas desechables de té. También puedes hervirlas en un recipiente con agua y luego filtrar la infusión con papel de filtro.

Si quieres aprender más acerca de la horticultura doméstica y empezar tu propio huerto en casa, compra el curso de huertos orgánicos y empieza ya a cultivar tus propios productos.

Deja un comentario