Plantar lechuga en maceta o macetero

Lo más común, como ocurre con las zanahorias, por ejemplo, es plantar la lechuga en un huerto tradicional, directamente en la tierra. Pero, esta hortaliza también se puede plantar en macetas o maceteros sin ninguna clase de problema. Esto es perfecto para aquellos que no disponen de un huerto convencional en su hogar y tienen que aprovechar espacios como la terraza o el balcón para colocar sus cultivos. En este artículo te contamos cómo plantar lechuga en maceta o macetero.

plantar lechuga en maceta macetero

Cómo plantar lechuga en maceta

Para plantar lechuga en una maceta se pueden utilizar o bien planteles, o bien semillas. En este artículo explicaremos cómo hacerlo con semillas.

Siembra de las semillas en una bandeja germinadora

Para empezar, deberás sembrar las semillas en un semillero o bandeja germinadora para que germinen. Sigue estos pasos para hacerlo:

  1. Consigue tus semillas de lechuga. Éstas se pueden comprar en un vivero, en cualquier tienda de jardinería e incluso por internet.
  2. Pon las semillas en remojo. Pon las semillas de lechuga en un recipiente pequeño, por ejemplo en un vaso, con agua, durante aproximadamente 24 horas.
  3. Planta las semillas en una bandeja germinadora o semillero. Pasadas 24 horas tras haberlas puesto en remojo, saca las semillas del recipiente con mucho cuidado y colócalas en un semillero a una profundidad del doble de su grosor y presiona con cuidado la tierra.
  4. Riega las semillas. Riega las semillas de lechuga procurando no encharcar su suelo. Para no remover demasiado la tierra y evitar encharcamientos, puedes utilizar un atomizador o pulverizador. Las semillas tardarán aproximadamente dos semanas en germinar.
Te podría interesar:  Sistema de riego por goteo: qué es y ventajas

Trasplante de las lechugas a la maceta

Pasadas unas dos semanas, las semillas habrán germinado y será el momento de trasplantar tus lechugas a la maceta o macetero. Para hacerlo, sigue los siguientes pasos:

  1. Escoge una maceta o macetero adecuado. En función de la cantidad de lechugas que tengas, éste deberá ser más o menos grande. Guíate considerando que cada lechuga necesitará un marco de plantación de mínimo 30 cm². En cualquier caso, lo ideal es que sea de unos 30 centímetros de profundidad.
  2. Pon una capa de arena en la base de la maceta o macetero. Poner un poco de arena en el fondo del recipiente favorecerá el drenaje del agua, evitando posibles encharcamientos.
  3. Añade una mezcla de humus de lombriz y tierra. La proporción ideal es de una parte de humus de lombriz por cada dos de tierra. Añade tanta cantidad como sea necesaria, hasta llenar el recipiente.
  4. Coloca las plántulas en la maceta o macetero. Saca las lechugas del semillero con mucho cuidado, procurando que la tierra se mantenga adherida a sus raíces. Haz los agujeros para tus plántulas en la tierra de la maceta o macetero e introdúcelas en ellos. Rellena los espacios con más mezcla de humus de lombriz y tierra.
  5. Riega tus plántulas de lechuga. Una vez trasplantadas, riega moderadamente tus lechugas, de nuevo, sin crear encharcamiento.
plantar lechuga en maceta macetero

Cuidados de la lechuga en maceta

Con tal de que tus lechugas crezcan sanas, deberás darles los cuidados adecuados.

Riego

La lechuga es una hortaliza que sufre mucho con la falta de agua. Mantén la tierra de tus lechugas siempre húmeda, pero procurando que no se encharque. Dos formas de hacerlo sin tener que estar demasiado pendientes constantemente son utilizando un sistema de riego por goteo y colocando bolas de gel para plantas en el suelo de las lechugas. Si el recipiente es muy pequeño, será mejor utilizar bolas de gel, ya que el sistema de riego por goteo suele ocupar bastante espacio.

Te podría interesar:  Cómo germinar un mango

También puedes colocar una bandeja con agua debajo de la maceta o macetero, para que la tierra vaya absorbiendo el agua poco a poco y mantenerla así siempre húmeda y también sin riesgos de encharcamiento.

Iluminación

La lechuga necesita estar expuesta a la luz solar entre 4 y 6 horas diarias. Aun así, puede adaptarse sin problemas a zonas de semisombra, por lo que no tienes por qué preocuparte si no puedes proporcionarle dichas horas de luz solar.

Temperatura

La temperatura ideal para esta hortaliza es de 5ºC como mínimo y de 25ºC como máximo. Procura que la temperatura ambiente de la zona donde colocas tus lechugas esté siempre dentro de esa horquilla.

Cosecha de la lechuga en maceta

La lechuga tarda entre 3 y 4 meses en estar lista para ser cosechada. Se puede recoger entera o ir cogiendo las hojas poco a poco.

Deja un comentario