Plantar calabaza en maceta: guía paso a paso

Debido al tamaño de la gran mayoría de las variedades de calabaza, lo más cómodo y fácil suele ser cultivar este vegetal en un huerto tradicional. Pero también es factible plantarlas en macetas, algo que sin duda viene genial a aquellos a quienes les gustaría cultivar sus propias calabazas en casa, pero no disponen de un huerto o terreno amplios donde hacerlo. En este artículo te contamos cómo plantar calabaza en maceta paso a paso.

plantar calabaza en maceta

Cómo plantar calabaza en maceta

El cultivo y cuidado de la calabaza en maceta son muy sencillos. Y, sea cual sea la variedad de este vegetal, estos son los mismos.

Pasos para plantar calabaza en maceta

El proceso de plantación de la calabaza en maceta es muy fácil. Eso sí, es importante llevarlo a cabo en primavera, preferiblemente en el mes de mayo. La recolección se hará normalmente entre septiembre y noviembre, a no ser que se tenga que hacer antes porque las calabazas son demasiado grandes para la maceta utilizada.

Los pasos que debes seguir para plantar calabaza en maceta son los siguientes:

  1. Escoge la variedad de calabaza que quieres cultivar. Existen más de 800 variedades de calabaza diferentes. En este caso, es preferible escoger una de tamaño más bien pequeño, como la calabaza dulce de horno o la calabaza bonetera. No obstante, también se puede utilizar una variedad más grande y cosecharla antes de que su tamaño sea excesivo.
  2. Elige una maceta adecuada en la que plantar las calabazas. La maceta debe ser alta y ancha para que las calabazas puedan echar raíces bien, así como crecer sin el riesgo de que se queden sin espacio antes de que llegue el momento de cosecharlas. También debe tener agujeros de drenaje en la parte inferior.
  3. Pon tierra en la maceta. Añade tierra preferiblemente porosa a la maceta, hasta que ésta quede prácticamente llena. Puedes mezclarla con un poco de materia orgánica para enriquecer el suelo.
  4. Planta las semillas de calabaza en la maceta. Este paso se hará de una manera u otra en función del tamaño de la maceta, de cuántas plantas se quieran cultivar y de la variedad de calabaza. En cualquier caso, debes asegurarte de que las calabazas dispondrán de suficiente espacio para crecer sin entorpecerse entre ellas.
  5. Riega las semillas de calabaza. Riega la tierra hasta que quede bien humedecida, pero con cuidado de no encharcarla. Es recomendable realizar este paso con un atomizador o pulverizador, para no remover las semillas y evitar encharcamientos.
  6. Coloca la maceta en un sitio que reciba mucha luz solar directa. Las plantas de calabaza necesitan recibir mucha luz solar. Al menos, 6 horas de luz solar directa al día, y 10 como máximo. Coloca la maceta con tus plantas de calabaza en una zona donde se dé esta condición, en la medida de lo posible.
plantar calabaza en maceta

Cuidados de la calabaza en maceta

Para que tus calabazas crezcan adecuadamente, deberás tener en cuenta lo siguiente acerca del riego, la iluminación y la temperatura.

Te podría interesar:  Medir pH de la tierra: todo lo que debes saber

Riego

Las calabazas necesitan que su suelo esté siempre húmedo. Pero también es muy importante que no se encharque, ya que las raíces se podrían pudrir. Para proporcionarles un riego adecuado, lo mejor es utilizar un sistema de riego por goteo que les suministre agua de forma continua y medida.

Iluminación

Como hemos comentado, las calabazas necesitan mucha luz solar directa para crecer adecuadamente. Procura que reciban alrededor de 6 horas de luz solar directa al día.

Temperatura

La temperatura óptima para las calabazas es de 25-30ºC. Lo ideal es que se encuentren siempre en un ambiente que oscile entre estos niveles. Aun así, soportan bastante bien temperaturas más altas. Lo que no toleran es el frío, por lo que deberá evitarse, lo máximo posible, que estén expuestas a temperaturas bajas.

Deja un comentario