Plantar cacahuetes: guía paso a paso

Los cacahuetes o maní son uno de los frutos secos más comunes. Aunque no es muy habitual hacerlo, es posible (y fácil) cultivar esta legumbre en casa. En este artículo te contamos cómo plantar cacahuetes paso a paso.

Cómo plantar cacahuetes paso a paso

En primer lugar, es importante saber que los cacahuetes deben plantarse en primavera, cuando han pasado las heladas, y en un sitio que reciba luz solar directa. Se cultiva a partir de sus semillas, ya que no es posible hacerlo mediante planteles.

Para plantar cacahuetes, deberás seguir los siguientes pasos:

  1. Prepara el suelo del huerto. Remueve bien la tierra para que quede suelta, pues los cacahuetes necesitan un suelo no muy compacto con buen drenaje. Asegúrate de que el suelo tiene, como mínimo, 30 centímetros de profundidad. Puedes añadir un fertilizante para mejorar el desarrollo de las plantas.
  2. Consigue las semillas de cacahuete. Puedes conseguirlas en un vivero, en una tienda especializada o por internet, como por ejemplo en Amazon, dando clic a este enlace.
  3. Planta las semillas. Haz agujeros de entre 2 y 3 centímetros de profundidad y coloca en cada uno de ellos dos semillas de cacahuete. Deja un espacio de unos 10 centímetros entre cada hoyo para que las plantas puedan crecer sin molestarse entre ellas.
  4. Riega la tierra de forma abundante. Riega generosamente el suelo para estimular la germinación de las semillas de cacahuete.
plantar cacahuetes

Cosecha de los cacahuetes

Cuando hayan pasado entre 5 y 6 meses desde la siembra, los cacahuetes deberían estar listos para ser cosechados.

Te podría interesar:  Cómo usar fertilizante granulado

Para hacerlo debe extraerse la planta entera, y es recomendable dejarla al sol durante uno o dos días para que se seque. Cuando esté seca se podrán coger los cacahuetes, que podrán consumirse al natural, tostados…

Cuidados de los cacahuetes

Las plantas de cacahuete no necesitan demasiada atención. Estos son los cuidados que se les deben proporcionar:

  • Haz riegos abundantes y regulares durante las primeras semanas. Luego, riega las plantas constantemente sin encharcar el suelo para que este esté siempre húmedo. También puedes utilizar un sistema de riego por goteo.
  • Procura regar únicamente el suelo, evitando mojar las hojas de las plantas.
  • No toques las flores de las plantas, ya que pueden caer y esto perjudicaría la cosecha.
  • Asegúrate de que tus plantas reciben siempre luz solar directa. No toleran ni la sombra ni la semisombra.
  • Mantén tus plantas vigiladas para detectar posibles plagas o enfermedades. Las plantas del cacahuete son bastante susceptibles de ser atacadas por los trips del tabaco, así como por el hongo que provoca la roya.

Deja un comentario