Pinzar una planta: qué es y cómo hacerlo

Pinzar las plantas es una tarea que se lleva a cabo habitualmente cuando llegan las épocas de más calor. Es muy fácil de realizar y tiene como objetivo que las plantas crezcan parejas, fuertes y de forma compacta. También se realiza con el fin de mejorar el aspecto de la planta. En este artículo te contamos qué es pinzar una planta, cómo se hace y qué plantas se pueden pinzar.

pinzar una planta que es como hacerlo

¿Qué es pinzar una planta?

Pinzar una planta significa cortar de forma limpia el extremo de un tallo o tallos todavía flexibles con las uñas del dedo pulgar y del dedo índice. Esto se hace para que la planta crezca de forma más pareja, además de con más volumen y fuerza. También se lleva a cabo con el fin de mejorar su aspecto, en algunos casos. Se trata de una técnica que se utiliza tanto en horticultura como en jardinería.

Existen tres tipos de pinzado. En función de los brotes que se corten, el pinzado será uno u otro:

  • Pinzado superior. El pinzado superior se centra en los tallos de la parte más alta de la planta y tiene como objetivo hacer que esta adquiera volumen en su parte superior.
  • Pinzado de despunte. El pinzado de despunte se centra en las hojas y flores muertas y tiene como objetivo sanear la planta y mejorar a su vez su aspecto. Al cortar las flores muertas, la planta producirá una mayor cantidad de estas al generarse más brotes.
  • Pinzado lateral. El pinzado lateral se centra en los tallos de las partes laterales de la planta y tiene como objetivo hacer que esta adquiera volumen en sus partes laterales.
Te podría interesar:  Fibra de coco para plantas: qué es y ventajas

El pinzado se realiza, normalmente, con las manos. No requiere el uso de ninguna clase de herramienta salvo en el caso de los bonsáis, debido a que sus tallos son normalmente más gruesos que los de la mayoría de las plantas. Para realizar pinzados en este tipo de plantas, se hace uso de tijeras de poda de bonsáis.

¿Cómo pinzar una planta?

En primer lugar, conviene saber que el pinzado debe hacerse en la etapa de crecimiento de la planta. Es decir, entre la primavera y el verano, este último incluido. También es importante saber que sólo deben pinzarse los brotes nuevos.

Para realizar el pinzado, hay que colocar el tallo a cortar entre el dedo pulgar y el dedo índice, y utilizar las uñas de estos para realizar un corte rápido en el extremo de dicho tallo. El movimiento debe ser rápido y preciso.

Si la planta tiene el tallo muy grueso, se pueden utilizar tijeras de podar. Estas permitirán realizar el pinzado de forma limpia y fácil.

¿Qué plantas se pueden pinzar?

El pinzado se puede realizar en prácticamente cualquier clase de planta. No obstante, hay algunas que no necesitan que se les hagan pinzados. Cabe decir que en cualquier caso, esta técnica siempre resultará beneficiosa.

Las plantas que se pueden pinzar son las siguientes:

  • Plantas hortícolas. Las plantas hortícolas que se pueden pinzar son las tomateras, las berenjenas, los pimientos…
  • Plantas ornamentales. Las plantas ornamentales que se pueden pinzar son los claveles, la pasiflora, las fucsias, los coleos, los crisantemos, los ásteres…
  • Plantas aromáticas. Las plantas aromáticas que se pueden pinzar son la menta, la albahaca, el tomillo, el orégano…
Te podría interesar:  Plantar romero en maceta: guía paso a paso

Si quieres aprender más acerca de la horticultura doméstica y empezar tu propio huerto en casa, compra el curso de huertos orgánicos y empieza ya a cultivar tus propios productos.

Deja un comentario