Okra: qué es, propiedades y usos en cocina

La okra, también conocida como quimbombó, es una planta cuyo fruto, de aspecto parecido al calabacín, cuenta con unas propiedades muy interesantes. Además, este es muy versátil en la cocina. En este artículo te contamos qué es la okra, así como qué propiedades tiene y cómo se puede usar en cocina.

¿Qué es la okra?

La okra, quimbombó, dedos de dama o gumbo (Abelmoschus esculentus) es una planta tropical de la familia de las malváceas originaria de África.

okra

Su fruto es de aspecto parecido al calabacín o al pimiento verde, y es conocido por sus saludables propiedades y por los usos que se le pueden dar en la cocina. Puede ser de color verde o rojo, aunque la variante más común es la primera. Las semillas de la okra son las que aportan el sabor a este fruto y, además, le confieren una textura viscosa similar a la de la aloe vera.

Esta verdura es consumida en casi todo el mundo, sobre todo en África, América y Oriente Medio.

Propiedades de la okra

La okra es un fruto rico en vitaminas A, C y K, proteínas, nutrientes y fibra. Es bajo en calorías y apenas contiene grasas. También tiene un contenido interesante de calcio, magnesio y manganeso.

Por sus propiedades, es útil para proteger el estómago de las úlceras y la gastritis, controlar el peso, eliminar la fatiga y proteger la mucosa digestiva, entre otras cosas.

Te podría interesar:  Ruda: qué es, propiedades y para qué sirve

Usos de esta verdura en cocina

La okra es una verdura de sabor suave, parecido al de la berenjena. Se puede consumir de varias formas, como detallaremos más adelante, y también se puede utilizar para espesar algunos platos, gracias a la textura viscosa de sus semillas. Su viscosidad, para aquellos a los que no les gusta la idea de comer algo con esa textura, se puede eliminar si se prepara de ciertas maneras.

okra

Cómo se prepara la okra en la cocina

La okra se puede preparar salteada, frita, asada o cocida y, además, se puede utilizar para cocinar sopas y guisos. También, aunque no es tan habitual, se consume cruda.

Cruda

Aunque no es lo más común, hay quien consume esta verdura cruda. Antes de hacerlo, eso sí, es muy importante lavarla bien.

Salteada

Este fruto se utiliza muy a menudo junto con otros vegetales, un poco de aceite y especias para preparar salteados. Esto es habitual, sobre todo, en Asia.

Frita

La okra frita es ideal como guarnición o entrante. Al rebozarla y freírla, pierde la viscosidad y pasa a ser un plato crujiente por fuera y jugoso por dentro que complementa muy bien ciertas comidas.

Asada

Una forma muy fácil de preparar esta verdura es al horno, asándola durante 20 minutos a 180ºC. Una vez asada, se puede aderezar o marinar al gusto.

Cocida

Otra forma muy sencilla de preparar la okra es cociéndola durante unos 10 minutos y aliñándola al gusto. Si se prepara de esta forma, conservará todo su sabor, cosa que no pasa si, por ejemplo, se fríe o se asa.

Te podría interesar:  Tamarillo: qué es, propiedades, beneficios y usos

Sopas y guisos de okra

La viscosidad de las semillas de okra hacen de este vegetal un ingrediente perfecto para preparar sopas y guisos de verduras.

Deja un comentario