Kumquat: qué es, propiedades y cuidados

El kumquat (Fortunella) es probablemente uno de los frutos cítricos menos conocidos. Todos conocemos las naranjas, los limones, y las limas, ya que son muy comunes y los consumimos habitualmente. Pero, existen muchos más cítricos sabrosos y saludables, como por ejemplo el kumquat. En este artículo te contamos qué es el kumquat, qué propiedades tiene y cómo debe cuidarse el árbol del kumquat.

¿Qué es el kumquat?

El kumquat, conocido también como naranja enana o china, es un cítrico exótico similar a la naranja, pero de tamaño mucho más pequeño y con un sabor más ácido. Se consume entero, ya que su piel es muy fina y se puede comer perfectamente, y aporta una gran cantidad de nutrientes. Crece a principios de otoño y madura a finales de esta estación.

Es originario de China, y llegó a Europa gracias a Robert Fortune, un botánico inglés que lo introdujo a nuestro continente en el siglo XIX.

A este fruto se le pueden dar muchos usos: con él se pueden elaborar mermeladas, confituras, bizcochos e incluso licores.

kumquat

¿Cuáles son sus propiedades?

El kumquat, naranja enana o naranja china es un fruto que tiene muchas propiedades que resultan beneficiosas para la salud. De éste destaca su alto contenido en vitamina A y vitamina C, magnesio, potasio y fibra. A continuación te listamos algunas de sus propiedades más relevantes:

  • Es un antiséptico natural.  Al ser un fruto que contiene ácido cítrico, cuenta con propiedades antisépticas que ayudan al buen funcionamiento de las vías digestivas y urinarias.
  • Es antioxidante. Por su alto contenido de vitamina C y flavonoides, el kumquat actúa como un antioxidante natural que contribuye al buen funcionamiento nuestro sistema cardiovascular.
  • Ayuda a combatir la anemia. La vitamina C que proporciona el kumquat contribuye a la absorción del hierro de los alimentos que consumimos, por lo que es beneficioso para aquellas personas que sufren anemia.
  • Tiene propiedades antimicrobianas. Su consumo ayuda a prevenir la presencia de bacterias como por ejemplo la Escherichia coli en el organismo.
  • Proporciona mucha fibra. Su alto contenido en fibra contribuye al buen funcionamiento del sistema digestivo y también reduce los niveles de colesterol.
Te podría interesar:  Mandioca: qué es, propiedades y usos

¿Cómo hay que cuidar este árbol?

Si te has planteado plantar un kumquat en tu casa y no sabes cómo debes cuidarlo, sigue leyendo. A continuación te lo contamos todo acerca del cuidado de este árbol.

kumquat se puede plantar tanto en una maceta como en el jardín. Tanto si se hace de una forma como de la otra crecerá sin problemas, aunque pasado cierto tiempo, si ha sido plantado en una maceta, esta se le podría quedar pequeña. Es un árbol que puede llegar a alcanzar los 4,5 metros de altura.

Para su correcto crecimiento, el kumquat necesita exposición al sol y estar resguardado del viento y del frío.

En cuanto al riego, este deber ser moderado. Necesita humedad constante, pero hay que evitar que su suelo se encharque. Si se cultiva en maceta es conveniente regarlo entre 3 y 4 veces a la semana en primavera y verano, y en invierno una vez a la semana, lo que será suficiente para que disponga de la humedad que necesita. Si se planta en un jardín o en un huerto, en primavera y en verano habrá que regarlo 1 o 2 veces al día, y en otoño e invierno 1 o 2 veces a la semana.

Comprar semillas de kumquat para tu huerto doméstico

Deja un comentario