Cultivo de algas: cómo hacerlo en casa

Cultivar algas en casa, aunque no es algo demasiado común, es muy sencillo. Estas plantas acuáticas no son muy exigentes en cuanto a condiciones y cuidados para crecer, y se pueden utilizar en cocina como ingrediente para muchos platos. En este artículo te contamos todo lo que debes saber acerca del cultivo de algas en casa.

Cómo cultivar algas en casa

Las algas, para crecer, necesitan básicamente dos cosas: mucha luz solar y nutrientes provenientes del agua. Siempre y cuando se les proporcionen estos dos elementos, su correcto crecimiento debería estar garantizado. A continuación te explicamos cómo hacer un cultivo de algas en casa de forma casera.

cultivo de algas en casa

Cultivo de algas en casa de forma casera

Para cultivar algas en casa de forma casera, sigue los siguientes pasos:

  1. Escoge un recipiente adecuado en el que cultivar las algas. Éste puede ser tanto de plástico como de vidrio. Lo más importante es que sea de un tamaño más bien grande y transparente, para que las algas que estarán en él puedan recibir la luz solar sin problemas.
  2. Llena el recipiente con agua. El agua puede ser o bien corriente, es decir, del grifo, o bien de botella.
  3. Añade nutrientes al agua. Este paso se puede hacer de dos formas: la primera es comprando una solución de nutrientes y agregándola directamente al agua del recipiente, y la segunda es añadiendo al agua de éste un poco de agua de un estanque o de un acuario. Al formar parte de un medio donde hay animales acuáticos, ese agua ya contendrá los nutrientes que las algas necesitan para crecer.
  4. Coloca el recipiente en un sitio que reciba luz solar. Pon el recipiente en un lugar donde dé el sol, como por ejemplo en un balcón, en una terraza. También puedes ponerlo al lado de una ventana.
  5. Escoge el tipo de alga que quieres cultivar. Existen muchos tipos de alga que se podrían cultivar. Algunos de ellos se utilizan en cocina, otros para producir biocombustibles… Dependiendo del uso que quieras darle a las algas, deberás escoger un tipo u otro. Si las quieres utilizar para complementar tu dieta, por ejemplo, puedes cultivar algas espirulinas.
  6. Consigue una muestra de algas. Si lo que buscas con el cultivo de algas en casa es experimentar y estudiar el crecimiento de las algas, puedes simplemente coger una muestra de un estanque. Si lo que quieres es cultivar algas para su consumo, deberás comprar una muestra a una empresa especializada o a través de internet.
  7. Agrega la muestra de algas al recipiente. Cuando tengas tu muestra de algas, añádela al recipiente.
Te podría interesar:  Mini invernadero casero: cómo hacerlo tú mismo

Ahora, tan solo te quedará esperar para empezar a ver cómo se forman las algas. Ten en cuenta que algunos tipos de alga no serán apreciables a simple vista hasta que hayan pasado varias semanas.

Deja un comentario