Cultivar pepinos: guía paso a paso

El pepino es una hortaliza básica de la dieta mediterránea, muy utilizada en la cocina sobre todo en verano debido al toque refrescante que aporta. Su planta es capaz de dar cosechas muy abundantes y prolongadas, y se puede cultivar muy fácilmente en casa. En este artículo te contamos cómo cultivar pepinos paso a paso.

cultivar pepinos

Cómo cultivar pepinos paso a paso

El proceso de cultivo de la planta del pepino debe iniciarse en primavera, preferiblemente en el mes de abril, antes de que lleguen los meses cálidos. Este proceso se puede hacer a partir de semillas o de plántulas. En este artículo te contamos cómo hacerlo a partir de semillas.

Estos son los pasos que debes seguir para cultivar pepinos:

  1. Prepara un semillero. Hazte con un semillero para sembrar las semillas de pepino, que posteriormente, cuando hayan germinado, se trasplantarán. Pon en éste un sustrato especial para semilleros para garantizar una buena germinación de las semillas.
  2. Coloca las semillas en el semillero. Compra tus semillas de pepino y coloca entre 2 y 3 por semillero, a aproximadamente 1,5 centímetros de profundidad.
  3. Riega el semillero y colócalo en un lugar adecuado. Humedece el sustrato del semillero, preferiblemente con un atomizador o pulverizador para no remover las semillas, y procurando no encharcarlo. Posteriormente, coloca el semillero en un sitio de tu hogar donde reciba luz solar no directa. Cuando haya pasado una semana, las semillas deberían empezar a germinar, y pasadas aproximadamente tres semanas, habrá llegado el momento de hacer el trasplante a su ubicación definitiva.
  4. Prepara el suelo de la ubicación definitiva. Cuando hayan pasado unos 20 días desde la siembra de las semillas, tocará trasplantar las plantas de pepino a su ubicación definitiva, donde acabarán de crecer. Asegúrate de que dicha ubicación cuenta con un suelo bien abonado y con un buen drenaje. También puedes añadir al suelo un fertilizante para favorecer el buen desarrollo de las plantas.
  5. Trasplanta las plántulas. Planta las plántulas de pepino dejando entre ellas una distancia de, más o menos, 40 centímetros. Las plantas de pepino necesitan bastante espacio para crecer adecuadamente.
  6. Riega la tierra de forma abundante. Riega la tierra de tus plantas de pepino de forma abundante, pero asegurándote de que no se encharca.
Te podría interesar:  Plantar aguacate en maceta

Cuidados a la hora de cultivar pepinos

Las plantas del pepino no son demasiado exigentes en cuanto a cuidados, pero es conveniente que siempre se les proporcionen los pocos que necesita, y que se haga adecuadamente.

  • Proporciona agua de forma abundante y constante a tus plantas de pepino. En este caso, lo más indicado es utilizar un sistema de riego por goteo.
  • Procura que su suelo cuente siempre con una buena cantidad de nutrientes, para garantizar un crecimiento sano y adecuado de las plantas y una cosecha abundante y de calidad.
  • Poda de forma regular las plantas, cortando las hojas marchitas y muertas que pueda tener, así como las ramas muertas o dañadas. No apliques ninguna clase de cicatrizante a las heridas de poda; de ellas podrán salir nuevas ramas y, consecuentemente, más pepinos.
  • Cuando las plantas empiecen a crecer, haz uso de un tutor para mantenerlas verticales y asegurarte de que los pepinos no se estropean.

Cosecha de los pepinos

La cosecha de los cultivos de pepino suele hacerse entre 50 y 70 días después de la siembra, y preferiblemente cuando el pepino todavía está inmaduro.

¿Cuántos pepinos da una planta?

En promedio, una planta proporciona entre 10 y 20 pepinos por cosecha. La cantidad de pepinos varía en función de la variedad y las condiciones climáticas, principalmente.

Plagas y enfermedades del pepino

Las plantas del pepino pueden sufrir varias enfermedades y plagas que deben conocerse, para saber cómo detectarlas y cómo combatirlas.

Te podría interesar:  Cómo trasplantar un cactus: guía paso a paso

Estos cultivos en particular son susceptibles de ser atacadas por nematodos, minadores, trips, la mosca blanca, la araña roja y los pulgones.

Por lo que hace a enfermedades, los cultivos del pepino son susceptibles de sufrir la enfermedad del oídio y podredumbre.

Deja un comentario