Cuidados de la orquídea: todo lo que debes saber

La orquídea es una planta exótica de interior muy conocida, que destaca mucho por sus colores y elegancia. Dentro de la familia de las orquídeas se comprenden varias especies, entre las que se encuentran las cymbidiums, las miltonias y las phalaenopsis, entre otras. Se trata de una planta delicada, que hay que saber cuidar adecuadamente para que crezca y florezca como debe. En este artículo te contamos cuáles son los cuidados de la orquídea.

cuidados de la orquidea

La orquídea es una planta tropical que crece en las ramas y los troncos de los árboles. Está acostumbrada a las temperaturas altas, a recibir mucha luz solar, a la alta humedad y a las lluvias intensas. Por lo tanto, será conveniente que las condiciones en las que se encuentre sean en cierta medida similares a las de este clima tropical.

Cuidados de la orquídea

Los cuidados de la orquídea son bastante específicos, debido al hecho de que es una planta de origen tropical.

Riego

En los meses más cálidos del año (primavera y verano), con regarla una o dos veces a la semana será suficiente; en los meses más fríos (otoño e invierno), lo más conveniente es regarla aproximadamente una vez cada dos semanas.

Riega tu orquídea de forma abundante y espaciada. Esta flor necesita mucha agua, pero si ésta se acumula en su tierra, las raíces podrían llegar a pudrirse.

Luminosidad

La orquídea es una planta que exige recibir mucha luz solar. Coloca tu orquídea en un sitio bien iluminado, donde reciba luz solar de forma constante. Ésta no debe ser directa, ya que podría deshidratar y quemar la planta.

Te podría interesar:  Cómo podar un rosal: guía paso a paso

Las raíces de la orquídea también deben recibir luz solar. Así que, lo ideal, es plantarlas en una maceta transparente.

cuidados de la orquidea

Temperatura

La orquídea necesita temperaturas de al menos 15ºC, y de 30ºC como máximo.

La temperatura ambiente del interior de un hogar es adecuada para las especies de orquídea más comunes, por lo que no debes preocuparte demasiado por este factor. Únicamente, procura que no sufra temperaturas demasiado bajas (inferiores a 10ºC) durante el invierno.

Ventilación

Las orquídeas necesitar estar en ambientes bien ventilados, pero sin corrientes de aire fuertes. Procura colocar tu orquídea en un sitio con buena ventilación, pero donde no haya muchas corrientes de aire.

Abonado y sustrato

Por lo que hace al sustrato, lo mejor es utilizar uno especial para orquídeas. Éstos garantizan un buen drenaje y una aireación adecuada.

El abonado debe hacerse a principios de primavera, y cada 10 días o dos semanas aproximadamente. Durante el período de floración será necesario abonarla cada 20 días, y durante su etapa de reposo, que se da en otoño e invierno, una vez al mes.

También puedes aplicar fertilizante a tu planta, para proporcionarle los minerales que necesita para su buen desarrollo.

Plagas y enfermedades en las orquídeas

Las plagas no son demasiado comunes en las plantas de interior como la orquídea, por lo que, en un principio, no deben preocuparte.

Lo que sí que puede afectar a las orquídeas son las enfermedades, que suelen darse por no darles unos cuidados adecuados. Para evitar que nuestra orquídea enferme, lo mejor que podemos hacer es proporcionarle los cuidados que necesita.

Deja un comentario