Cómo podar una parra o vid: guía paso a paso

La parra o vid es una planta trepadora muy popular que se cultiva sobre todo en campos y explotaciones agrícolas, aunque también es posible tenerla en un huerto doméstico. Los cuidados que necesita para que pueda dar uvas son algo complejos, y es de suma importancia conocerlos todos y dárselos de forma adecuada. Uno de estos cuidados que, además, es uno de los más importantes, es la poda. En este artículo te contamos cómo podar una parra o vid paso a paso.

como podar una parra vid

Herramientas necesarias para podar una parra o vid

Para podar una parra son necesarias dos cosas: unas tijeras de podar adecuadas y unos guantes de jardinería que permitan manipular la planta de forma fácil y cómoda.

  • Tijeras de podar. Para podar una parra serán necesarias unas tijeras bypass. Estas serán capaces de cortar todas las ramas que no sean especialmente gruesas. Para cortar aquellas ramas más gruesas, que no se pueden eliminar con las tijeras bypass, habrá que utilizar una sierra de poda.
  • Guantes de jardinería. Para manipular la parra de forma más fácil y cómoda, es recomendable utilizar guantes de jardinería.

Cómo podar una parra o vid

La poda de la parra es, como hemos comentado, una tarea indispensable para que esta planta trepadora se desarrolle de forma adecuada y dé uvas. Pero, esta no puede hacerse en cualquier momento y de cualquier forma. Es importante saber cuándo y cómo podar una parra para no perjudicarla y garantizar que crece sana.

como podar una parra vid

Cuándo podar la vid

Lo ideal es podar la parra entre finales de invierno y principios de primavera, cuando esta está en reposo vegetativo y cuenta con nutrientes suficientes para crecer fuerte tras la poda.

Te podría interesar:  Cómo desmalezar el huerto o jardín: guía paso a paso

La poda de la parra debe hacerse cada año, para que la planta vaya creciendo cada más fuerte y dé una cantidad abundante de frutos.

Pasos para podar la vid

Existen dos tipos de poda de la parra: la poda de formación y la poda de fructificación.

La poda de formación tiene como objetivo dar a la parra una forma y una estructura adecuadas, y se lleva a cabo durante los 3 o 4 primeros años de vida de la planta.

La poda de fructificación tiene como objetivos que la parra crezca fuerte y sana y que dé unos frutos de calidad, y se lleva a cabo cuando la planta ya tiene varios años de edad.

Pasos para hacer una poda de formación

Estos son los pasos que debes seguir para hacer una poda de formación a una parra y asegurarte de que su forma y estructura será la adecuada:

  1. Identifica la rama más fuerte y recta de la parra. Localiza la rama más vigorosa y recta de la parra. Esta rama será la principal.
  2. Poda la rama principal. Poda la rama que hayas elegido como principal dejando dos o tres yemas fuertes.
  3. Poda las ramas más débiles. Poda las ramas más débiles de la parra hasta su base.

Cuando la parra haya crecido hasta el punto en que la rama principal se tuerce, coloca una guía de soporte en dicha rama para mantenerla recta y asegurar una estructura adecuada.

Pasos para hacer una poda de fructificación

Para hacer una poda de fructificación a una parra y garantizar que crece sana y fuerte y que va a dar buenos frutos, debes seguir los siguientes pasos:

  1. Elimina las ramas que no dan nuevos brotes. Las ramas que no dan brotes consumen energía y nutrientes que la parra podría aprovechar para desarrollar otras que sí los dan. Por lo tanto, elimínalas para garantizar que la parra utiliza los nutrientes de forma óptima.
  2. Corta las ramas muertas o enfermas. Corta todas las ramas que estén en mal estado o muertas. Este paso, aunque no es imprescindible pues dichas ramas apenas consumen energía, es recomendable. Beneficiarás sobre todo la estética de la parra.
  3. Elimina las ramas que podrían obstaculizar las ramas principales. Si identificas alguna rama que, al crecer, podría obstaculizar el crecimiento de la rama o ramas principales, ya sea tapándole la luz solar, creciendo en su misma dirección, etc., córtala para evitarlo.

Deja un comentario