Cómo plantar puerros: guía paso a paso

El puerro, también conocido como ajo puerro, es un cultivo muy común en los huertos. Esta hortaliza, que forma parte de la misma familia que el ajo y la cebolla, es muy fácil de plantar y de cuidar, y se puede utilizar con muchos fines en cocina. En este artículo te contamos cómo plantar puerros paso a paso.

como plantar puerros

Cómo plantar puerros paso a paso

El puerro debe plantarse, preferiblemente, durante los meses de otoño o invierno, aunque realmente se puede plantar en cualquier época del año. Puedes utilizar semillas o planteles: en este artículo nos centraremos en la plantación de puerros mediante planteles, ya que las semillas de esta hortaliza son muy delicadas y el proceso de siembra es más complejo.

Estos son los pasos que debes seguir para plantar puerros:

  1. Prepara el suelo del huerto. Los puerros necesitan un suelo preferiblemente virgen y suelto, por lo que deberás labrar y remover bien la tierra donde vas a plantarlos. Asegúrate también de que no quedan en él piedras y otros elementos grandes que podrían interferir con el crecimiento de los puerros. Añade un poco de materia orgánica bien descompuesta como abono.
  2. Consigue planteles de puerro. Puedes comprarlos en un vivero o tiendas especializadas. Es muy importante asegurarse de que no sufren ninguna plaga o enfermedad, ya que, a parte de que habría que tomar medidas para acabar con ella, podría transferirse a otros cultivos del huerto, si es que los hay.
  3. Planta los planteles. Planta los puerros con los tallos en vertical procurando dejar una distancia de entre 10 y 15 centímetros entre ellos, para que no haya problemas de espacio cuando crezcan.
  4. Riega tus puerros de forma generosa. Tras su plantación, riégalos de forma abundante. Hay que mantener el suelo de los puerros siempre húmedo: más adelante contaremos cómo debe hacerse.
Te podría interesar:  Sistema de riego por goteo: qué es y ventajas

Cosecha de los puerros

Los puerros se podrán recolectar cuando sus tallos alcancen una altura de entre 15 y 20 centímetros. Eso es, pasados unos dos o tres meses desde su siembra.

Cuidados de los puerros

Los cuidados de los puerros son pocos y, además, muy sencillos:

  • Elimina las malas hierbas que vayan apareciendo en la zona donde están plantados los puerros.
  • Mantén tu cultivo de puerros vigilado para detectar la presencia de enfermedades o plagas. Su mayor enemigo es el gusano del puerro, aunque también suele ser atacado por la polilla y la mosca de la cebolla, los trips y los nematodos. Algunas enfermedades que suelen sufrir son el mildiu, la roya, la botritis y el tizón. En caso de detectar síntomas de alguna de estas enfermedades, es importante tomar medidas lo antes posible para evitar la pérdida de la cosecha.
  • Mantén su suelo siempre húmedo, pero procurando que no se encharque ya que podría perjudicar el crecimiento de los puerros. Si has labrado bien la tierra y esta está lo suficientemente suelta, no debes preocuparte por los encharcamientos. Para ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo, en este caso, lo ideal es utilizar un sistema de riego por goteo.

Deja un comentario