Ceniza como abono: todo lo que debes saber

La ceniza siempre se ha utilizado como abono, pero hay quien dice que puede no ser lo mejor para las plantas y los cultivos, e incluso que puede llegar a dañarlos. Por eso, es probable que te preguntes si realmente es buena idea usar ceniza como abono, y cómo esto puede afectar a tu huerto o jardín. En este artículo te contamos todo acerca del uso de la ceniza como abono.

¿Puedo usar cenizas como abono en mi huerto o jardín?

La respuesta corta a esta pregunta es ««. Dicho esto, hay que tener cuidado con cómo y dónde se utiliza la ceniza de madera en el huerto o jardín.

ceniza como abono

Uso de la ceniza como abono

La ceniza de madera es una excelente fuente de cal y potasio, compuestos que pueden beneficiar mucho a nuestras plantas y/o cultivos. Y no sólo eso; el uso de cenizas como abono también proporciona muchos de los oligoelementos que las plantas necesitan para prosperar. Eso sí, es recomendable esparcirlas ligeramente o compostarlas primero junto con otros abonos para que la lejía y la sal que contienen se filtren.

No todos los abonos de ceniza de madera son iguales. Si las cenizas provienen principalmente de maderas duras, como el roble y el arce, los niveles de nutrientes y minerales que contienen serán mucho más altos. Si las cenizas provienen principalmente de la quema de maderas blandas como el pino o el abeto, habrá menos nutrientes y minerales en la ceniza.

Te podría interesar:  Plantar bambú en maceta: guía completa

Las cenizas de chimeneas, estufas de leña, barbacoas y fuegos de matorrales pueden recogerse siempre que no se utilicen encendedores químicos, maderas pintadas o barnizadas, madera contrachapada o restos de madera que hayan sido tratados de alguna manera. Tampoco es recomendable utilizar los residuos de una estufa de carbón.

Consejos al usar ceniza como abono

Como hemos comentado anteriormente, hay que tener cuidado al utilizar cenizas como abono, para evitar que estas dañen nuestras plantas. Aquí tienes algunos consejos que deberías seguir para que la ceniza no resulte nociva:

  • No utilizar cenizas en suelos que no drenen bien y que no tengan buena aireación.
  • Repartir las aplicaciones a lo largo del año.
  • No usar cenizas en suelos neutros o alcalinos.
  • Mezclar la ceniza con otros abonos en un compost. También puedes hacerlo con compost casero.

Si quieres aprender más acerca de la horticultura doméstica y empezar tu propio huerto en casa, compra el curso de huertos orgánicos y empieza ya a cultivar tus propios productos.

1 comentario en «Ceniza como abono: todo lo que debes saber»

  1. Muy cierto, el uso de la ceniza debe de ser moderado, y siempre de masera sin tratar

    Responder

Deja un comentario