Araña blanca en plantas: qué es y cómo combatirla

Cuando llega el calor, es habitual que nuestras plantas, sean del tipo que sean, sufran plagas que pueden perjudicarlas e incluso matarlas. Es muy importante tenerlas controladas y saber cómo combatirlas. En este artículo te contamos qué es la araña blanca y cómo puedes combatirla.

¿Qué es la araña blanca?

La araña blanca, en realidad, no es una araña como tal, como pasa con la araña roja, sino que es un ácaro.

Este «bichito» es ovalado, de un tamaño muy pequeño y de color blanquecino. Pese a que es difícil localizarlo a simple vista, es posible llegar a verlo si nos fijamos muy bien. En muchas ocasiones crean telarañas mediante las cuales se desplazan por las plantas; gracias a estas podrás identificar más fácilmente si tu planta está sufriendo una plaga de este ácaro.

Este ácaro afecta a muchos tipos de planta: hortalizas, frutas, plantas ornamentales…, y puede causar abortos de brotes, deformaciones tanto en hojas, como en tallos y frutos y decoloración. Si se actúa a tiempo y se utilizan los métodos adecuados, no obstante, no supondrán un problema grave.

araña blanca plantas

Cómo combatir la araña blanca

Existen muchas maneras de combatir la araña blanca. Es importante tomar medidas preventivas para evitar que esta plaga ataque las plantas o cultivos y, en el caso de que éstas ya estén siendo atacadas por este pequeño bicho, se debe actuar lo antes posible para acabar con él.

Cómo prevenir esta plaga

La prevención a la hora de combatir la araña blanca es lo primero. Con tal de mantener los cultivos libres de ella, se pueden tomar las siguientes medidas:

  • Mantener la zona de alrededor de las plantas libre de malas hierbas.
  • Controlar que no se deposite polvo en las hojas de las plantas.
  • Desinfectar las herramientas tras cada uso.
  • Proporcionar un riego adecuado a los cultivos.
Te podría interesar:  Escarabajo del olmo: qué es y cómo combatirlo

Cómo eliminar esta plaga

Si la araña blanca ataca los cultivos, es de suma importancia tomar medidas cuanto antes para que los dañe lo menos posible.

  • Eliminar las plantas que han sido infectadas.
  • Cortar las ramas y/o hojas afectadas en el caso de que la afectación sea localizada.
  • Utilizar extracto de hiedra.
  • Hacer uso de acaricidas.
  • Utilizar azufre espolvoreado o disoluble.
  • Usar aceite de Neem.

Deja un comentario