adtop

Ajo silvestre: qué es y usos

El ajo silvestre o ajo de oso es una planta bulbosa que crece en zonas montañosas y húmedas, así como en prados, aunque es habitual encontrarla también en huertos domésticos, y se utiliza habitualmente en cocina, pues varias partes de la planta son comestibles. En este artículo te contamos qué es el ajo silvestre y cuáles son sus usos.

¿Qué es el ajo silvestre o ajo de oso?

El ajo silvestre, también conocido como ajo de oso, es una planta bulbosa que, como el cebollino y la cebolla, pertenece a la familia de las liliáceas. Fue utilizada antiguamente por los celtas, los romanos y los germanos como remedio natural. A día de hoy se sigue utilizando para tratar ciertas dolencias pero, además, es un ingrediente habitual en varios platos y elaboraciones culinarias.

Esta planta crece de forma silvestre en montes y prados de Europa y del norte de Asia, pero también puede plantarse en huertos y jardines. Y, es que, por su naturaleza, es capaz de crecer perfectamente en entornos domésticos. De hecho, es bastante habitual encontrarlo en huertos privados.

Su tallo suele medir entre 10 y 150 centímetros y termina en una umbela de flores muy coloridas. Esta planta, además, luce unas grandes hojas verdes que rodean su tallo.

ajo silvestre

Usos del ajo silvestre

El ajo de oso es una planta que, como por ejemplo la ajedrea, es comestible y se utiliza en gastronomía, sobre todo en forma de especie como condimento, pero también es útil como remedio natural para ciertas afecciones.

Te podría interesar:  La guinda: todo lo que debes saber sobre esta fruta

El ajo silvestre en la cocina

Esta planta tiene un sabor dulce y un aroma que recuerda al ajo y al pimiento. Aun así, al ser consumido, no deja el fuerte olor que sí queda tras comer ajo, cosa a destacar.

En cocina, del ajo de ojo se utilizan los brotes tiernos de las hojas y de los tallos, así como los bulbos. Con estos se pueden preparar salsas como el pesto, tortilla de ajo silvestre, caldos, ensaladas e incluso mantequilla, entre otras cosas.

Un aspecto interesante sobre el ajo silvestre es que, si se fermenta, se puede guardar durante meses sin que se estropee.

ajo silvestre

El ajo silvestre como remedio natural

El ajo de oso es útil como antibiótico, siendo capaz de acabar con hongos, virus y bacterias. Además, es eficaz para tratar problemas cardíacos al reducir el colesterol y la presión arterial, y también aumenta los niveles de insulina.

Esta planta es utilizada también para tratar el estrés y la depresión, problemas intestinales y estomacales, problemas biliares, la tos, los calambres, la fatiga y el insomnio.

Si quieres aprender más acerca de la horticultura doméstica y empezar a cultivar tus propios productos en casa, consulta los cursos de horticultura y jardinería que recomendamos.

Deja un comentario