Áfidos o pulgones: qué son, síntomas y cómo combatirlos

Los áfidos, más conocidos con el nombre de pulgones, son una plaga muy destructiva que puede arrasar cultivos de forma muy rápida. Pero existen muchas formas de combatirla, tanto de forma preventiva como de eliminación. En este artículo te contamos qué son los áfidos, así como cuáles son los síntomas de esta plaga y cómo puedes combatirla.

afidos pulgones que son

¿Qué son los áfidos o pulgones?

Los áfidos o pulgones son unos pequeños insectos de cuerpo blando que se alimentan de la savia y los nutrientes de las plantas. Dependiendo de la especie, los áfidos pueden ser de color verde, amarillo, blanco, rosa, marrón oscuro o negro. Suelen carecer de alas, y su cuerpo tiene forma de pera y largas antenas en la parte de la cabeza.

La presencia de un pequeño número de áfidos en los cultivos no debería ser causa de alarma. La mayoría de los árboles y plantas sanos pueden resistir esta plaga. Sin embargo, las colonias de áfidos pueden multiplicarse rápidamente y, en el caso de que lo hicieran y no se tomaran medidas a tiempo, podrían acabar destruyendo los cultivos por completo.

Síntomas de la plaga de los áfidos o pulgones

Cuando un cultivo es infestado por una plaga de áfidos, presenta varios síntomas. Algunos de ellos, y los más comunes, son los siguientes:

  • Presencia de pequeños insectos en las plantas infectadas. Cuando infestan una planta, es posible ver a simple vista estos pequeños insectos. Suelen encontrarse en los tallos, a través de los cuales absorben la savia, pero también en las hojas de las plantas infestadas.
  • Presencia de hojas amarillentas o deterioradas. Cuando las plantas son atacadas por esta plaga, sus hojas se vuelven amarillas y se deterioran.
  • Presencia de hojas muertas. Las hojas que han sufrido mucho esta plaga suelen acabar marchitándose y muriendo.
afidos pulgones que son

Cómo combatir los áfidos o pulgones

Una plaga de áfidos o pulgones puede resultar muy destructiva, por eso, es importante saber cómo repeler estos insectos y cómo combatirlos, en el caso de que lleguen a nuestro huerto o jardín.

Te podría interesar:  Cortapicha o tijereta: qué es y cómo combatirlo

Cómo prevenir esta plaga

  • Cultivar plantas repelentes de los áfidos. Existen varias plantas que son un repelente natural de los áfidos, como por ejemplo el ajo, el cebollino, la cebolla y la hierba gatera. Cultivarlas en la zona que se quiere proteger de esta plaga puede ayudar a evitar su aparición.
  • Utilizar aceite de Neem. El aceite de Neem es un eficaz repelente de los áfidos, entre otros insectos. Aplícalo con un pulverizador o atomizador en las plantas o cultivos que quieras proteger para mantenerlos libres de esta molesta plaga.

Cómo eliminar esta plaga

  • Eliminar los áfidos de forma manual. Si la infestación es pequeña, uno de los métodos más fáciles y rápidos para eliminar eta plaga es quitando los áfidos de las plantas manualmente. Esto puede ser tedioso, pero como son fácilmente visibles de cerca, deberías poder quitarlos todos. Recuerda utilizar guantes si decides utilizar este método de eliminación.
  • Utilizar agua y jabón. Otra buena solución para las pequeñas infestaciones es rociar con un atomizador o pulverizador una mezcla de agua y jabón en las partes afectadas de las plantas. Este método es ideal para eliminar los pulgones de forma selectiva, especialmente en plantas delicadas.
  • Pulverizar aceite de Neem. El método de rociar aceite de Neem sobre las plantas que sufren la plaga de los áfidos es similar a la opción de pulverizar agua y jabón, pero tiene una gran ventaja. Y es que este aceite se puede aplicar de una forma más general en todo el cultivo.
  • Rociar los pulgones con agua. Si hay demasiados para alcanzarlos con la mano, puedes intentar usar una manguera de jardín para eliminar los áfidos. Una manguera de jardín puede eliminar varios pulgones a la vez si la infestación es más extensa. Asegúrate de que la manguera tiene suficiente presión para matar a los insectos, pero no la suficiente para dañar las plantas.
  • Introducir insectos depredadores de los áfidos. Existen varios insectos que son depredadores naturales de los áfidos. Como por ejemplo, los escarabajos y las mariquitas. Introducir unos cuantos escarabajos y mariquitas en la zona donde se encuentran los cultivos afectados ayudará a eliminar la plaga. Si decides utilizsar mariquitas, debes asegurarte de que son autóctonas de tu zona y de que son mariquitas «de verdad». Si no lo fueran, podrías estar introduciendo otro problema en tu huerto.
  • Podar las plantas infestadas. Elimina las parte de las plantas que estén muertas o infectadas para eliminar todo áfido que pueda haber en ellas. Podando, además, se fomentará el crecimiento de la planta.

Deja un comentario